La expedición de Clínicas Tecnovisión en Malí

labor-social-clinicas-oftalmologicas-mali

La expedición de Clínicas Tecnovisión en Malí

Las expediciones organizadas por Clínicas Tecnovisión no se acabaron en Tinduf. Gracias a la determinación del doctor Antonio Ruiz Montero, la clínica pudo realizar más de 500 intervenciones quirúrgicas y 2 mil consultas oftalmológicas.

Uno de los lugares más pobres del mundo

Desgraciadamente, Malí tiene que enfrentarse a numerosos desafíos de una gran dimensión en el ámbito de la salud, principalmente relacionados con la pobreza, la desnutrición, la higiene y el saneamiento ambiental inadecuado.​ De hecho, los indicadores de salud y desarrollo de este país africano se encuentran entre los peores del mundo.

Hace no mucho tiempo, únicamente algo más de la mitad de la población tenía acceso a agua potable y a algún tipo de servicio sanitario. Del mismo modo, el estado de las instalaciones médicas en Malí es muy precario y la disponibilidad de medicinas es muy escasa.

Enfermedades que acaban con la vida de muchas personas, como la malaria y otras enfermedades transmitidas por artrópodos son frecuentes en el país, al igual que el número de enfermedades infecciosas como el cólera y la tuberculosis. ​Esto es principalmente preocupante en los niños, ya que la población sufre una alta tasa de desnutrición infantil, causa también de enfermedades oculares.

Clinicas tecnovisión en Mali

Cirugía ocular en Malí

Las cataratas son un problema muy extendido en el continente africano. A ello hay que sumar que un paciente ciego por cataratas muere mucho antes que una persona con buena visión en el Tercer Mundo, ya que se halla en un medio hostil en el que es mucho más difícil valerse por uno mismo. En Malí por ejemplo, no es para nada raro encontrar pacientes con un ojo mal intervenido por un curandero.

La expedición encabezada por el oftalmólogo de Clínicas Tecnovisión, Antonio Ruiz Montero, hizo que más de 500 personas de todas las edades en muchos casos volvieran a ver gracias a intervenciones oculares, recuperando la sonrisa. Asimismo, se realizaron más de 2 mil consultas oftalmológicas, en las que se repartieron numerosas gafas a personas con problemas refractivos.

En algunos casos el estado de las cataratas era muy evolucionado y muy difícil de operar, incluso para cirujanos muy expertos. A pesar de ello y del limitado equipo técnico, los integrantes de la expedición no cesaron en su empeño de conseguir mejorar la calidad de vida de estas personas. Es cierto que los médicos tienen que ganarse la vida, pero en casos como este también se demuestra la vocación que hay detrás. Además el cariño y el agradecimiento de los pacientes consiguió que todo el esfuerzo mereciera la pena.

Siempre dispuestos a ayudar

Clínicas Tecnovisión siempre tiene presente el hecho de poder ayudar a los más desfavorecidos, y más si tiene relación con algo tan importante como la salud ocular. Gracias a la cirugía ocular, y siempre que las condiciones nos lo permitan, estaremos encantados de ayudar en cualquier parte del mundo.

También te puede interesar….

No hay Comentarios

Publica tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.