¿Qué es el ojo vago?

¿Qué es el ojo vago?

Ojo Vago Adultos Minusvalía

Cuando hablamos de ojo vago, nos referimos a la desviación o desalineación que presenta un ojo.

Aunque a esta anomalía también se le puede conocer como ambliopía, comúnmente se le llama ojo vago porque sucede cuando uno de los ojos “trabaja” menos que el otro. De ahí su nombre. Es decir, uno de ellos manifiesta una disminución de la agudeza visual. Esto puede estar motivado por diferentes causas.

 

ojo vago 

 

Por lo general, este problema  suele darse durante la infancia. De hecho, el ojo vago afecta aproximadamente al 4% de los niños y si no se trata antes de los ocho o nueve años de edad da lugar a un severo e irreversible defecto visual. Tanto es así que el ojo vago o ambliopía es el motivo más frecuente de pérdida de visión entre niños y jóvenes de países desarrollados.

 

 Ojo vago consecuencias

Entre algunas de las consecuencias de padecer ojo vago están el estrabismo o la ansiometría.

La primera de ellas se da cuando cada ojo mira en una dirección. Mientras que cuando sucede la segunda es porque existe una gran diferencia de graduación entre ambos ojos, por lo que uno de ellos termina dominando y el otro se deja de utilizar.

 

Sintomas del ojo Vago


 

Si notas que tu hijo parpadea constantemente, tuerce la cabeza para ver mejor algunos objetivos, se acerca demasiado a la televisión o se le ponen los ojos rojos muy a menudo, esto podría ser señal de alarma.

 

A pesar de estos síntomas, no es demasiado fácil detectar un problema de ojo vago por parte de los padres. Más bien, suele ser el pediatra o el oftalmólogo quien alerta de este problema en exploraciones rutinarias de la visión.

 

Tratamientos para el ojo vago

Todo dependerá de la causa que lo esté provocando. En muchos de los paciente puede corregirse mediante el uso de gafas o lentes de contacto para corregir una miopía, hipermetropía y/o astigmatismo. Otra solución es la oclusión ocular, es decir, se tapa el ojo bueno con parches para hacer trabajar al ojo malo. Sin embargo, en otros casos, puede incluso necesitarse una intervención quirúrgica.

 

Según todo lo visto, resulta de vital importancia corregir este defecto visual antes de que sea demasiado tarde. El diagnóstico precoz es la única forma de poder aplicar el tratamiento oportuno. Si se deja pasar, el paciente puede llegar a perder por completo la visión del ojo que no utiliza.

Desde Grupo Tecnovisión, recomendamos llevar a cabo revisiones oculares en niños una vez al año bien en su pediatra o bien en clínicas especializadas en la visión.

 

¡Si quieres leer más consejos o artículos de interés relacionados con la salud visual como este, puedes seguirnos a través de nuestras redes sociales!

 

No hay Comentarios

Lo sentimos, pero no se puede comentar esta entrada.