Orzuelo: qué es y cómo curarlo

orzuelo

Orzuelo: qué es y cómo curarlo

El orzuelo es una inflamación del párpado del ojo provocada por una infección aguda de las glándulas sebáceas del párpado o de la base de las pestañas, dándose tanto en el párpado superior como en el inferior.

La glándula deja de funcionar con normalidad debido a un “tapón” dentro de esta, por lo que aumenta de tamaño, provocando los distintos síntomas de esta patología.

En el siguiente artículo te explicaremos las diferentes causas que provocan esta infección y cómo puedes curarla.

Causas que provocan el orzuelo

Hay diferentes causas que provocan un orzuelo:

  • La proliferación de un tipo de bacterias estafilococo en las glándulas de los párpados.
  • Tener un sistema inmunitario debilitado como en el caso de las personas que padecen diabetes.
  • El estrés o los cambios hormonales son causas menos comunes que pueden disparar el riesgo de sufrir esta infección.
  • Otros problemas dermatológicos también pueden causar la aparición de orzuelo, como por ejemplo: acné, dermatitis, psoriasis, entre otros.
  • La infección en otras partes de la piel puede degenerar en un orzuelo si no cuidamos la higiene de nuestras manos.

Son múltiples las causas que pueden provocar esta afección, y además puede ocurrir a cualquier edad.

Los diferentes síntomas:

Los síntomas del orzuelo son varios, pero no tienen el porqué ser el mismo para todas aquellas personas que lo padecen:

  • Hinchazón de párpados
  • Dolor al tocar la zona
  • Legañas alrededor de los ojos y lagrimeo excesivo
  • Fotofobia

¿Cómo curar un orzuelo?

Si quieres decir adiós a ese orzuelo que tantas molestias te está causando, sigue los siguientes consejos que te mostramos a continuación:

  • No toques el orzuelo con las manos, ya que muchas veces es la causa de que la afección empeore.
  • ¡Jamás intentes apretar el orzuelo para extirparlo! Puede desencadenar una infección aún más grave.
  • La higiene de tus manos debe ser perfecta: lávalas antes y después de tocarte el orzuelo.
  • Intenta no compartir brochas de maquillaje, toallas, sábanas o pañuelos con otras personas.
  • Lava, sin presionar, el párpado con agua tibia y jabón. También puedes utilizar toallitas higiénicas de venta libre en farmacia.
  • No uses lentes de contacto mientras tengas la infección.
  • No te maquilles los ojos durante la infección, ya que puede infectar aún más la zona.

El especialista puede recetar antibióticos o medicamentos si la infección no remite.

En Clínicas Tecnovisión recomendamos visitar al especialista si la infección no remite. Aconsejará los pasos a seguir y recomendará un tratamiento acorde a cada lesión y paciente.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.