Los riesgos del gel hidroalcohólico en los ojos

riesgos del gel hidroalcohólico

Los riesgos del gel hidroalcohólico en los ojos

El uso de geles y productos higienizantes se ha convertido en una rutina dentro de nuestras vidas debido a la Covid-19. Estos productos nos ayudan a prevenir contagios, pero es importante usarlos correctamente y conocer los riesgos del gel hidroalcohólico.

El contacto accidental del higienizante con los ojos puede causar quemaduras y lesiones oculares, especialmente en niños.

Riesgos del gel hidroalcohólico en niños

Los dispensadores de gel instalados en tiendas, comercios y otros lugares públicos están diseñados para su uso por parte de adultos, estando situados a la altura de las manos. Sin embargo, en el caso de los niños, los dispensadores se encuentran más cerca de la cara y, en ocasiones, pueden producirse salpicaduras en los ojos.

¿Cómo prevenir las lesiones oculares en los niños?

Para evitar que el gel hidroalcohólico entre en contacto con los ojos de los más pequeños, es importante tomar medidas de precaución:

  • Evitar que los niños usen los dispensadores sin supervisión.
  • No dejar que jueguen con los dispensadores.
  • Tomar una porción de higienizante en la mano del adulto y aplicarla en las manos de los niños.

¿Qué hacer si cae en los ojos?

En caso de que el gel entre en contacto con los ojos es recomendable:

  • Enjuagar con agua inmediatamente durante varios minutos. Es muy importante que se haga justo después del contacto, ya que el retraso en la aplicación de agua puede agravar las lesiones.
  • Si la molestia permanece, será necesario solicitar atención médica.

Otros riesgos del gel hidroalcohólico en los ojos

Los casos de contacto del higienizante con los ojos no se producen exclusivamente en niños, sino que también se debe prevenir en adultos.

Es el caso de aquellas personas que usan lentillas. Al manipular las lentes de contacto, es posible que el gel impregnado en las manos pueda producir lesiones que causen irritación, escozor o pequeñas lesiones en el ojo. Para prevenir estas lesiones es recomendable lavar las manos con jabón neutro y agua antes de manipular las lentillas, además de cambiar las soluciones líquidas para garantizar su correcta higiene tras cada uso.

Esperamos que te haya gustado nuestro post. Si tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de poder ayudarte.

No hay Comentarios

Publica tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.