Lentillas en verano: Recomendaciones para un correcto uso

consejos para usar lentillas en verano

Lentillas en verano: Recomendaciones para un correcto uso

La llegada del verano significa pasar más tiempo fuera y al aire libre de lo habitual, por lo que  si utilizas gafas y lentillas seguramente optes por usar esta última opción por la comodidad y libertad que te permite. Pero ¡cuidado!, es muy importante hacer un correcto uso de ellas, puesto que así se podemos evitar la aparición de infecciones o daños que no queremos que afecten a la vista.

Si te interesa saber cómo utilizar de manera correcta las lentillas, quédate leyendo este post.

Las lentes de contacto y el verano

El hecho de que llegue el verano no quiere decir que dejes de utilizar las lentillas, los riesgos son los mismos que el resto del año, aunque lo más apropiado es extremar la precaución en esta época debido a que los ojos están más expuestos al agua de las piscinas y las playas.

El uso incorrecto de las lentes de contacto puede conllevar a la aparición de problemas oculares que pueden dejar secuelas.

Una de las infecciones más comunes por un mal uso de lentes de contacto es la queratitis bacteriana, una infección en la córnea provocada por bacterias. Si no se trata rápido puede ser grave y provocar importantes repercusiones para la vista, como por ejemplo la reducción de la visión.

Los síntomas que indican que puede haber infección en los ojos es la sensación de tener arenilla o cuerpos extraños, que empeora cuando se retiran las lentillas de los ojos. En el caso de que dichos síntomas perduren, hay que acudir inmediatamente al especialista.

Como no queremos que nada de esto ocurra y puedas disfrutar de un buen verano sin preocupaciones, a continuación te dejamos con una serie de consejos para utilizar de forma correcta las lentillas.

 

cuidado lentillas en verano

 

Consejos para un buen uso de lentillas

  • Si tus ojos van a estar en contacto con el agua de las piscinas, las playas o incluso la ducha, lo mejor es que no utilices las lentillas, dado que aumenta el riesgo de que se contaminen por el agua y puedas coger infección o que pierdan sus propiedades.
  • La mejor opción para verano son las lentes desechables diarias, ya que si crees que en vacaciones no vas a poder seguir con una limpieza adecuada de las mismas, con ellas te asegurarás de que están en perfecto estado y así reducirás el riesgo de contraer cualquier infección.
  • No limpies las lentillas con agua o cualquier otro tipo de sustancia que no sea una solución desinfectante para lentillas recomendada por un especialista. Esto se debe a que pueden contaminarse o dañarse, y por consiguiente, que se produzcan infecciones o daños en los ojos.
  • Evita frotarte los ojos. Si pican o escuecen los ojos hay que quitarse las lentillas con sumo cuidado y no utilizarlas durante un tiempo para permitir que el ojo se oxigene.
  • Utiliza gafas de sol homologadas. Estas gafas te protegen de los rayos UV y evitan que entren agentes externos a los ojos que puedan provocarte molestias o daños.
  • El calor o los aires acondicionados favorecen la sequedad de los ojos, por lo que es recomendable llevar siempre lágrimas artificiales con el fin de mantenerlos bien hidratados.
  • No expongas los botes de solución desinfectante y los estuches con las lentillas a temperaturas que superen los 30º porque se pueden estropear.
  • No duermas con las lentes puestas, ya sea una pequeña siesta o por la noche. Los ojos necesitan descansar, precisan de oxígeno para poder funcionar adecuadamente y evitar cualquier daño.
  • En el caso de viajar en avión durante muchas horas, lo mejor es que te quites las lentillas durante el trayecto para no quedarte dormido con ellas puestas o que no se resequen los ojos.
  • No tomes el sol con las lentillas puestas. La falta de parpadeo y el calor pueden ocasionar úlceras corneales o incluso que las lentillas se queden pegadas a la córnea a causa de que los ojos se resecan y que las lentillas pierdan su humectación.

Esperamos haberte ayudado con estos consejos y que puedas exprimir al máximo tus vacaciones. No obstante, si tienes alguna duda o consulta que hacernos puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra página web o al número de teléfono gratuito 900 20 80 90.

No hay Comentarios

Publica tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.