La diplopía o visión doble: ¿Por qué ocurre?

diplopia

La diplopía o visión doble: ¿Por qué ocurre?

¿Has tenido alguna vez la sensación de ver doble algún objeto de forma momentánea?, ¿te has preguntado a qué puede deberse? Se trata de diplopía.

Si es tu caso, te invitamos a que sigas leyendo el siguiente post para que salgas de dudas.

¿Qué es la diplopía?

La diplopía es una alteración visual que consiste en la percepción de dos imágenes de un mismo objeto.
Dependiendo del lugar donde se produzca la superposición de las imágenes, puede darse de manera horizontal, vertical o diagonal. Además, puede ocurrir de forma puntual o continuada.

¿Qué tipos existen y por qué pueden estar causados?

Esta alteración de la visión puede dividirse en dos tipos:

  • Diplopía monocular: Se produce en un solo ojo. Sin embargo, al taparlo desaparece esta visión doble.

Las causas son alteraciones estructurales en el globo ocular como:

    • Problemas de la córnea, como por ejemplo las cataratas
    • Alteraciones del cristalino, como el queratocono o la sequedad ocular
    • Defectos refractivos: Astigmatismo
    • Problemas de retina, como la membrana epirretiniana

  • Diplopía binocular: Es más común que la diplopía monocular. Afecta a ambos ojos y se produce cuando hay una desalineación ocular.

La causa más común es estrabismo, pero también puede estar originado por:

    • Trastornos neurológicos
    • Alteraciones en el sistema nervioso central
    • Otros factores: Tiroides, enfermedades musculares…

Sea el caso que sea, es muy importante acudir al médico, ya que puede estar originada por una enfermedad grave.

Síntomas de la diplopía

La diplopía ya de por sí es un síntoma, pero puede estar acompañado por otros como:

  • Tendencia a guiñar un ojo
  • Ladear la cabeza con el fin de poder ver mejor la imagen
  • Dificultad para llevar a cabo actividades cotidianas como leer, conducir o ver la televisión
  • Dolor de cabeza
  • Párpados caídos…

¿Hay algún tratamiento?

El primer paso para poder tratar la diplopía es detectar qué ha sido lo que la ha causado. La buena noticia es que muchas de las causas que lo provocan tienen tratamiento. Algunos de estos tratamientos son los siguientes:

Cuando la diplopía no se puede tratar con una corrección prismática, se suele optar por una intervención quirúrgica para corregir la visión doble.

Si te estás preguntando qué es la corrección prismática, te lo aclaramos ahora mismo: Los prismas son cristales que desplazan la imagen para poder eliminar la visión doble.

Si se trata de queratocono, se puede tratar con gafas, lentillas especiales o cirugía. En el caso de las cataratas, también pueden operarse y serían con lentes intraoculares.

Cuando el motivo es una infección, puede tratarse con medicamentos antibióticos.

En casos más extremos, es decir, donde la visión doble no se pueda tratar, hay tratamientos que ayudan a convivir con este problema a aquellas personas que lo padecen.

¿Te has quedado con alguna duda? Llámanos a nuestro número gratuito 900 20 80 90 o bien contacta con nosotros a través de nuestra página web sin ningún tipo de compromiso, estaremos encantados de resolverte todas las cuestiones que tengas.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.