7 situaciones que habrás vivido si llevas lentillas.

lentillas miopia

7 situaciones que habrás vivido si llevas lentillas.

Lentillas miopía y astigmatismo

La Miopía o el Astigmatismo son problemas de la visión que afectan a un numero importante de la población. Algunas personas lo corrigen con gafas y otras con lentillas.

Las lentillas o lentes de contacto suelen ser las preferidas, por varios motivos: comodidad, peso, campo visual y sobre todo por cuestiones de presencia física, en la que muchos se ven más atractivos sin las gafas.

lentillas-colocandosela

Pero no todo van a ser ventajas. Las lentillas tienen una serie de incomodidades como por ejemplo que pueden caerse y perderse, requieren de un cuidado meticuloso, una limpieza diaria y lo más temido que son las posibles complicaciones que pueden provocar como las infecciones o la queratitis.

 

7 situaciones que habrás vivido si llevas lentillas.

Si tienes lentillas, seguro que éstas situaciones de las que te hablamos te son familiares o puede que te hayan pasado alguna vez, como por ejemplo:

 

  1. Cuando pierdes una lentilla: Te estás colocando la lentilla y sabes que en el momento que la lentilla resbala de tu dedo… Necesitarás un milagro para encontrarla.
  2. Crees que te has curado: Vas andando por la calle y de repente te percatas de que ves a la perfección y que has “superado” tu miopía. Luego llega ese momento incómodo en el que te da cuentas de que llevas puestas las lentilla y sigues siendo tan miope como antes.
  3. Horas perdidas: Tardas 10 minutos en colocártelas cada mañana y otros 10 minutos en quitártelas. Eso equivale a 20 minutos al día, más de 2 horas a la semana y más de 9h al mes.
  4. Pierdes la cuenta: … de los días y no sabes si la lentilla que estás usando lleva más tiempo de la cuenta.
  5. Pinchazo: Muchas veces al colocar la lentilla, calculas mal y te das un pequeño pinchazo en el ojo y éste se te pone rojo como un tomate.
  6. Ese temor de que tus lentillas se salgan: Vives con el temor constante de que tus lentillas se salgan. Si por algún casual se salieran y las pierdes, tendrías dos opciones: Ir por la vida sin ver nada, o ir con un ojo guiñado todo el tiempo e igualmente no ver.
  7. Se te resecan los ojos: Se te resecan los ojos a menudo y tienes la sensación de tener dos piedras en vez de dos ojos.

Esto le pasa hasta los jugadores de fútbol, como hace poco paso al portero del Betis Joel Robles, que perdió una lentilla durante un partido de fútbol e intentó varias veces recolocársela sin éxito y al final tuvo que jugar con la visión sesgada por un ojo con el que no veía de manera correcta. Aquí os dejamos un vídeo del percance:

Desde Clínicas Tecnovisión te proponemos la solución. Si quieres liberarte y olvidarte de una vez llevar gafas o lentillas, visítanos en cualquiera de nuestras clínicas oftalmológicas en Sevilla, Huelva o Jaén y te asesoraremos para que de forma eficaz y segura puedas despedirte de estas situaciones.

 

No hay Comentarios

Lo sentimos, pero no se puede comentar esta entrada.