12 de marzo: Día Mundial del Glaucoma, la ceguera silenciosa

glaucoma

12 de marzo: Día Mundial del Glaucoma, la ceguera silenciosa

El 12 de Marzo se celebra el Día Mundial del glaucoma, la segunda causa de ceguera nivel mundial. Se estima que para los próximos años aumente la cifra de personas afectadas.

El objetivo de este día es concienciar a la población de las revisiones periódicas y la prevención precoz de esta patología. Así que si te interesa saber más sobre el glaucoma, te invitamos a que leas este post.

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma, conocida también como “ceguera silenciosa” (más adelante explicaremos el por qué) se trata de una enfermedad crónica del ojo que roba la visión de manera gradual como consecuencia de un daño en el nervio óptico secundario, que es provocada habitualmente por un aumento de la presión intraocular sostenida durante muchos años. El nervio óptico es el encargado de recoger la imagen desde el ojo y llevarla hasta el cerebro.

Sintomas de glaucoma

Tipos de Glaucoma

Existen varios tipos de glaucoma, pero los dos principales son los siguientes:

  • Glaucoma de ángulo abierto: El ángulo que forman el iris y la córnea se encuentra abierto. Da lugar a un aumento de la presión intraocular provocado por la obstrucción lenta de los canales de drenaje. Este tipo de glaucoma, el cual se desarrolla lentamente y es el más frecuente, afecta a alrededor del 80% de los casos.
  • Glaucoma de ángulo cerrado: En este segundo tipo, el ángulo que forman el iris y la córnea está cerrado y se produce el bloqueo de los canales de drenaje, produciéndose así un aumento de la presión intraocular inesperado. El glaucoma de ángulo cerrado se desarrolla de forma inmediata y es menos frecuente.

Causas y Síntomas

Nadie está exento de padecerlo. Las causas que provocan esta enfermedad no se conocen, pero sí que se han detectado factores de riesgo, como por ejemplo: tener más de 60 años, antecedentes familiares de glaucoma, diabetes, miopía, traumatismo ocular, hipertensión, enfermedades cardiovasculares y córneas delgadas en el centro, entre otros.

El motivo del por qué se le conoce como “ceguera silenciosa” es porque generalmente no presenta síntomas en su primera fase de desarrollo. Una vez que se encuentra en fases más avanzadas, la pérdida de visión es mucho más notoria y algunos de los síntomas que pueden notar las personas afectadas son los siguientes:

  • Enrojecimiento del ojo
  • Visión borrosa
  • Dolor de cabeza
  • Dolor ocular
  • Vómitos y nauseas
  • Ciertos trastornos visuales

¿Se puede prevenir y tratar?

El glaucoma es una enfermedad irreversible, por lo que la mejor forma de prevenirla es mediante revisiones rutinarias oftalmológicas para una detección temprana de la patología y para llevar a cabo un tratamiento que ayude a frenar la enfermedad. Es importante resaltar que no se puede recuperar la visión perdida. Cada caso de glaucoma es diferente, por lo que el oftalmólogo es la persona más indicada para poder indicarte qué hacer en estos casos.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.